‘Cagatiós’ en un mercado navideño. | Foto: picture alliance

Los portadores de regalos en Navidad

La Navidad significa para los niños muchas cosas: vacaciones escolares; comidas familiares con muchos dulces; el árbol de Navidad, luces y decoración navideña por toda la casa; quizá también un pesebre. Pero sobre todo, la Navidad significa para los niños regalos, muchos regalos.

Tradicionalmente, en España son los Reyes Magos de Oriente los que llevan regalos a los niños (¡y a los no tan niños!) la noche del 5 de enero. En concreto, uno de los tres reyes, Melchor, Gaspar o Baltasar, ‘aparece’ en los hogares sorprendiendo a la familia, sobre todo a los más pequeños, que normalmente reaccionan con una mezcla de emociones, algunas contrapuestas: temor, entusiasmo, asombro. Este ‘rey mago’ suele ser un miembro de la familia que se disfraza y entrega a los niños los regalos, sin ser reconocido por estos. Con los años, esta actuación ‘mágica’ del hermano, la tía o el padre de los pequeños pasa al anecdotario familiar.

En las últimas décadas, otra figura ha ido cobrando protagonismo en las Navidades españolas: Papá Noel, que entrega los regalos en Nochebuena depositándolos junto al árbol de Navidad. De esta forma, en algunas familias solo Papá Noel es el portador de los regalos, mientras que en otras familias permanece la tradición con los Reyes Magos. Aunque en la actualidad, y en muchos hogares, los niños reciben regalos tanto de Papá Noel como de los Reyes Magos, lo que muchos profesionales de la educación juzgan como “demasiado”.

Pero, además de estos famosos personajes, en algunas regiones de España existen otras figuras míticas portadoras de regalos que, o bien coexisten con Papá Noel y/o los Reyes Magos, o bien son las únicas protagonistas. En Galicia, el ‘Apalpador’ es quien lleva los regalos; en Asturias, ‘L’Angulero’; en País Vasco y en Navarra, el ‘Olentzero’; en Andalucía, el ‘Tientapanzas’; y en Cataluña y en Aragón, el ‘Cagatió’. Eso sí, siempre después de comprobar que los niños se han portado bien.

En la presente entrada del blog te presentamos una de estas figuras en concreto: el ‘Cagatió’. El ‘Tió de Nadal’ o ‘Cagatió’ es un tronco mágico (‘tió’) que llega a los hogares unos días antes de Navidad. El ‘Cagatió’ llama a la puerta y los pequeños de la casa deben acogerlo, taparlo con una manta, cuidarlo y alimentarlo con pan, galletas, frutas, dulces, agua... Cuando llega la Nochebuena, el 24 de diciembre, o el mismo día de Navidad, el 25 de diciembre, los niños hacen ‘cagar’ regalos al ‘tió’. ¿Cómo? Le dan golpes con una vara mientras le cantan una canción.

 

En los siguientes enlaces puedes ver cómo se hace cagar al ‘tió’ y qué canción se le canta:

Escena familiar en la que se hace cagar al ‘tió’.

Canción catalana para hacer cagar regalos al ‘tió’.

Letra de la canción en catalán:

Caga Tió/ ametlles i torró/ no caguis arengades/ que són massa salades/ caga torrons/ que són més bons./ Caga Tió/ ametlles i torró/ si no vols cagar/ et donaré un cop de bastó./ Caga Tió!

Letra de la canción en español:

Caga Tió/ almendras y turrón/ no cagues arenques/ que son demasiado salados/ caga turrones/ que están más buenos./ Caga Tió/ almendras y turrón/ si no quieres cagar/ te daré un golpe de bastón./ ¡Caga Tió!

¿Conocías al ‘Cagatió’? ¿Qué te llama la atención de esta tradición o (no) te gusta? ¿Existe en tu país una tradición parecida? ¡Cuéntanoslo en Facebook!

Si quieres practicar vocabulario en español, apúntate a nuestro boletín (‘Newsletter’) y recibirás una hoja de ejercicios relacionados con la tradición del ‘Cagatió’.

Y si quieres saber más sobre los personajes portadores de regalos en España, lee nuestro artículo ‘Seres mitológicos de Navidad’, edición de diciembre de 2016.